Noticias

El Certamen Internacional de Cortometrajes emociona al público del Teatro Cervantes en su última sesión

     El cine va más allá del mero entretenimiento. Es un abanico de emociones, como la vida misma. La mayoría son ficción, que suelen nacer de la visión del entorno. Otras sacan a la luz situaciones personales, como ‘Counterfeit Kunkoo’, de la India, dirigida por Reema Sengupta y cuya productora y madre, Surekha Sengupta, se ha desplazado hasta Almería. “La historia se centra en una mujer que trata de conseguir una casa de alquiler en Bombay y no lo logra, a pesar de que es económicamente independiente, y todo es porque ya no está casada. Ella sale de una relación en la que ha estado conviviendo con un marido abusador, en un país donde la violación conyugal no es delito, y de la que le costó mucho escapar, y ahora se encuentra con el hecho de que no puede alquilar este apartamento porque no tiene marido”, explica la productora.

  Y tras esta primera explicación, Surekha Sengupta se emociona al recordar el rodaje “porque es una historia personal, basada en mi propia vida, en la que mi hija y yo hemos tenido que revivir la experiencia de un marido abusador, por eso ha sido muy duro emocionalmente. Incluso hubo momentos en los que tuvimos que parar el rodaje ante la intensidad de las situaciones vividas”.

 

En el aspecto técnico, también ha resultado completo porque “todas las localizaciones son reales, rodadas en barrios marginales y con nuestros amigos y familiares como actores. Sólo los dos protagonistas son profesionales”.

Una historia personal que ha calado en el público y la crítica de medio mundo, puesto que “este corto ya ha estado en 95 festivales alrededor del mundo y ha ganado en 25 festivales”. La productora explica que supieron de la existencia de FICAL a través de internet y cuando lo estudiaron “tuvimos muy buenas vibraciones, estoy muy feliz de estar en Almería”.

También ha asistido a la sesión el director de la película ‘El Nadador’, Pablo Barce, de Málaga, el cual cuenta que “mi corto narra la historia de un chico marroquí que en un momento dado se tira al agua con vistas a venir a España”. Confiesa que la producción ha sido compleja “puesto que la mayor parte del corto lo hemos rodado en Marruecos”. El director valora FICAL, “tiene un gran prestigio y estoy ilusionado de participar, es un honor haber sido seleccionado para proyectarlo en pantalla grande en este teatro”.

Los otros cuatro cortos de la primera sesión de hoy jueves han sido ‘Pompon Girl’, de Adrianada Soreil, de Francia, “Ana es una payasa, es graciosa, libre, segura de sí misma. Camino a casa con sus amigos, un hombre les provoca e insulta. Ana responde y le da una paliza”. También se ha proyectado ‘La pureza’, de Pedro Vikingo, un documental español, donde se descubre el día a día y los sueños de cinco niños. ‘Un día en el parque’, de Diego Porral Soldevilla, es una animación, un monólogo en el que un abuelo cuenta a su nieto cómo solían ser las cosas. Por último, ‘Las rupturas abiertas’, de Juan Carlevaris, España, se centra en una ruptura y las dudas que generan.

En la última sesión han estado presentes miembros de los equipos de ‘Porqué la sal’, un documental de Nicolás Cardoso, un almeriense afincado en Barcelona. El productor, Ian de la Rosa, explica que “es una pieza audiovisual bastante parecida al poema que cuenta el día a día de lo que queda de los trabajadores de Las Salinas de Cabo de Gata, es el último homenaje a estas personas”.

También se han desplazado desde la producción de ‘Walls’, dirigido por Maik Schuster, Fatmir Dolci y Max Paschke, una ficción de Croacia, Alemania y Palestina, realizada como trabajo fin de carrera de los tres cineastas en Dublín.

La última sesión ha comenzado con la proyección de ‘Un país extraño’, de Laura Pousa, una ficción española centrada en una mujer de Madrid que huye de su casa,  ‘Assia’, de Malika Zairi, Francia, que cuenta la historia de una chica con una cultura triple: francesa, marroquí y portuguesa. ‘Dinosaure’, de Pierre Dugowson, Francia, que habla de la situación vivida por una niña en un parque. Y ‘Crack’, de Julián Candón, España, sobre un adolescente que practica fútbol y que se plantea qué quiere para su futuro.

      El Certamen Internacional de Cortometrajes, enmarcado dentro del XVII Festival Internacional de Cine de Almería, FICAL, ha proyectado 39 trabajos audiovisuales en el Teatro Cervantes, seleccionados entre los más de 2.400 proyectos de los cinco continentes que se han presentado al concurso. “Los cortos seleccionados son de gran calidad”, destaca el director de FICAL, David Carrón.

 

Los cortos proyectados en la última jornada han sido:

  • El nadador, de Pablo Barce. Ficción. España.18’
  • Pompon Girl, de Adriana Soreil. Ficción. Francia.26’
  • La pureza, de Pedro Viking. Documental. España. 5’
  • Counterfeit Kunkoo, de Reema Sengupta. Ficción. India. 15’
  • Un día en el parque, de Diego Porral Soldevilla. Animación. España.3’
  • Las rupturas abiertas, de Juan CArlevaris García. Ficción. España. 3’
  • Un país extraño, de Laura Pousa. Ficción. España. 20’
  • Assia, de Malika Zairi. Ficción. Francia. 12’
  • Porque la sal, de Nicolás Cardozo Basteiro. Documental. España.23’
  • Dinosaure, de Pierre Dugowson. Ficción. Francia.4’
  • Walls, de Maik Schuster, Fatmir Dolci y Max Paschke. Ficción. Croacia-Alemania-Palestina.7’
  • Crack, de Julián Candón. Ficción. España.4’

 

Logo Pie Diputación de Almería
NEWSLETTER

OFICINA PROVINCIAL DE CINE

PLAZA JULIO ALFREDO EGEA, 3, 1ª PLANTA. 04001 - ALMERÍA Tf+34 950 21 17 11 / 950 21 17 05 Faxinfo@filmingalmeria.com